Vivir solo… o bien acompañado

La vida en la Universidad no es fácil, y menos aún para alguien que no es de la misma ciudad donde debe estudiar, ya que implica una mudanza, y ver si vivirán con alguien más, o solos. Cada una de estas opciones tiene sus pros y sus contras: si son personas solitarias, o desordenados, seguramente les convendrá vivir solos. Si en cambio les gusta estar acompañados, lo mejor será vivir con un amigo.

Ahora bien, si deciden hacer esto último, deben tener en cuenta que ser amigo de una persona, y vivir con ella, no es lo mismo: hay reglas de convivencia, y muchas personas tienen diferentes costumbres, por lo que puede ser difícil adaptarse a las mismas. Lo mejor es, si hay algún problema, sentarse y hablarlo, y ver cómo puede solucionarse. Una buena opción para esto es elegir un día en la semana para hablar sobre todo lo que ocurrió en la misma, y hacer los planteos que sean necesarios (siempre de buena forma).

A la hora de la cocina, lo mejor es turnarse. Si comen siempre juntos, puede que uno prepare la comida al mediodía y el otro a la noche. Si almuerzan o cenan a distintas horas, pueden preparar un día cada uno la comida en la que estarán juntos.

La limpieza es fundamental: si uno de los dos es muy limpio, y el otro no, es seguro que tendrán problemas. En estos casos, lo mejor es que cambie sus costumbres el más desaseado, ya que será para mejor.

También hay que tener en cuenta los nuevos amigos: no pueden llevar gente todo el tiempo, porque puede molestar a quien vive con ustedes. Una buena opción es vivir con alguien que estudie lo mismo que nosotros: así podremos tener siempre un compañero de estudios, y seguramente compartirán las nuevas amistades.

Vivir con alguien a quien creemos conocer no es nada fácil, especialmente si resulta ser distinto dentro de casa. Es cuestión de acostumbrarse, hablar, y nunca enojarse por cosas pequeñas, ya que se puede arreglar.

Recuerden que vivir solo no es fácil tampoco: no es nada lindo tener que cocinar para una sola persona, comer sin nadie con quien charlar. Al mismo tiempo, tiene sus beneficios: podrán hacer lo que quieran, comer a cualquier hora, llevar sus amigos en todo momento, o lo que sea.

¿Ustedes qué prefieren?

Comments
  1. Gabriel
  2. Sebastian

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*