Las consecuencias del terremoto en Chile son muchas, tanto en pérdidas económicas y humanas, como socialmente y en los medios.