El viernes estuve en Rosario y fuí al cine (soy un cine adicto) con unos amigos. No nos decidíamos y una chica dijo «Vamos a ver Desapareció una noche que mis viejos dijeron que te cagas todo».