No suelo jugar a los juegos de MSN, pero de vez en cuando sale una partidita a las damas (un juego que me encanta) con algún amigo o de tatetí con una primita hincha (que todos tenemos).