Siempre fuí fanático de los juegos de motos. Me inicié con el Motocross Madness, un juegazo en el que saltaba, hacía trucos, corría carreras… Después pasé a algo más simple: los juegos flash. Juegos sencillos, pero muy