Se enferman aproximadamente un 40% más que quienes no fuman. Los empleados que fuman se toman unos 34 días de licencia por enfermedad, contra aproximadamente 20 de los no fumadores y 25 de ex-fumadores, según un estudio