Bueno, ya está, volví de las vacaciones. Fueron, sinceramente, las mejores vacaciones de mi vida. En un pueblito alejado de todo, en un hotel espectacular, con un servicio genial, y gente copada a mi alrededor. No puedo