Si bien internet ha evolucionado mucho, hay algo que se mantiene desde hace muchísimos años: el uso de un navegador. Si, es cierto que cambiaron, mejoraron, pero siguen usando la misma lógica de fondo que al principio.