Es increíble como nos quieren meter mas impuestos y mas mierda en nuestras vidas. Hay impuestos que son entendibles, aunque siguen siendo locuras (el hecho de que el IVA sea del 21% es, por ejemplo, una locura).