Cuidado con las extensiones de Firefox

En uno de los sitios que escribo suelo recomendar diversas extensiones para Firefox, y para poder recomendarlas, primero tengo que instalarlas.

Ahora bien, para que este navegador funcione bien (rápido, estable, sin cuelgues, etc), no debe tener muchas extensiones instaladas, por lo que, luego de haberlas probado, casi siempre las desinstalo.

La cosa es que como me estaba funcionando medio mal el navegador, me puse a revisar el querido about:config, y descubrí que aunque hayamos desinstalado una extensión, esta deja configuraciones cambiadas o agregadas en el about:config, que (creo yo), eran lo que estaba haciendo andar mal el navegador.

Así que ya saben, cuando desinstalen una extensión dense una vuelta por about:config, y busquen las opciones cambiadas (son las que están en negritas), y, a menos que sea un cambio hecho por ustedes, o de una extensión que SI usan, haganle click derecho y pongan [Restablecer].

Fah, y eso que hace tres posts (ayer) dije que estaba escribiendo poco…

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*