Circo de Beijing

Hoy fui a ver el Circo de Beijing, que está de gira por latinoamérica y va a estar en Circo de BeijingRosario hasta el 06 de julio, en el teatro Broadway.

No les voy a contar de la historia del circo, eso está en varios lados. Les voy a contar el genial espectáculo.

Fui gracias a una entrada que gané en Escenario Mercenario (que, al margen del tema, cambió de locutora, ya que Fernanda tuvo un cambio en su horario del noticiero, ahora podrán escuchar a Matilde), y, como era de esperar, llegué tarde. Pero todo lo que ví alcanzó para cautivarme.

Primero, un grupo de hombres (creo que serían guerreros), saltando entre unos aros hechos con sogas, haciendo peripecias en el aire.

Después, lo que mas me gustó, cuatro nenas que tenían una elasticidad y fuerza sorprendentes. Hicieron infinidad de poses cuasi-imposibles sobre una mesa. Arrancaron haciendo con los pies unas «serpientes», con una coordinación perfecta, para luego pasar a ejecutar actos de elasticidad increibles, en las cuales se posaban unas sobre otras y adoptaban posiciones extremadamente complicadas, en formas realmente sorprendentes. Sólo por esto, ya vale la pena ir a verlo.

En tercer lugar, 6 mujeres danzaron sosteniendo cañas muy largas con sus manos, cabezas, y una llegó al extremo de sostener una caña sobre solo uno de sus dedos y luego sobre su mentón. Con estas cañaz en sus manos, realizaban diversos giros espectaculares, que llamaban mucho la atención.

A continuación, un hombre hizo una torre con alrededor de 10 sillas (no las conté), y sobre ellas realizó diferentes acrobacias.

Ahora bien, los hombres y mujeres lanzando flechas con sus arcos que vinieron aquí, fueron espectaculares. Uno de ellos apagó cinco velas, que estaban sobre la cabeza de una de sus compañeras, con un solo tiro.

Después, cinco mujeres en monociclo, con unas bandejitas, empezaron a lanzárselas hacia sus cabezas, pero lo sorprende es que lo hacían con sus pies.

En este punto se realizó un intervalo de 15 minutos (que aproveché para salir a comprar algo para comer).

El segundo acto comenzó con un hombre y una mujer colgados con unas telas, que hacían acrobacias e impresionantes giros.

Luego, llegaron los sombrereros. Dos hombres, un niño y una niña, que hacían malabares con sombreros.

A continuación, un hombre levantó sobre su cabeza varias banquetas, pero lo realmente impresionante llegó cuando (por la cantidad de banquetas que estaba levantando) tuvo sobre su cabeza 110 kg, todo esto manteniendo los bancos en equilibrio.

Después invitaron a probar a algunos espectadores la fuerza que se requería para estirar un arco (se necesitan 80 kg de presión), para luego estirarlo en formas increibles, llegando a sostener en un momento 4 arcos.

Ahora un grupo de mujeres hicieron divertidos actos con unos «diabolo bronco» (yo los conozco así desde mi infancia).

Luego, aparecen cuatro hombre peleando abrazados, aunque al final de este acto se puede ver que en realidad eran sólo dos (esto hay que verlo).

Y para finalizar, un grupo de hombres empezaron a danzar, para que luego viniera un niño, que realizo impresionantes saltos desde las manos de unos hacia las de otros, luego hacia los hombros de un hombre que estaba parado sobre otro, y para finalizar, saltó sobre tres hombres.

Sencillamente, espectacular, recomiendo a todos los que tengan la oportunidad que vayan, es imperdible.

Comments
  1. Juan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*