Uber en la mira

descargar uberUber, la aplicación que permite compartir viajes y abaratar costos, está en la mira, tanto en Argentina como en Estados Unidos.

En nuestro país, una jueza (de ferias) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dictó una medida cautelar para bloquear el empleo de la aplicación en todo el país. Esto por pedido del Fiscal de Cámara, quien ya había solicitado bloqueos durante el 2016, uno que fue aceptado, restringido a la Ciudad de Buenos Aires (obviamente), y otro rechazado, ya que era para todo el territorio. El fiscal volvió a la carga durante las ferias judiciales (cuando todos están de vacaciones y hay jueces de “guardia”) y consiguió que la jueza de ferias le concediera el bloqueo nacional. Acá tenemos una cuestión de jurisdicción bastante simple, ya que el orden legal, de mayor a menor importancia, es:

  • Tratados internacionales suscriptos por la Nación.
  • Constitución Nacional.
  • Leyes Nacionales.
  • Leyes Provinciales.
  • Ordenanzas municipales.

No soy abogado, pero creo que está bastante claro que una jueza de la Ciudad de Buenos Aires no tiene competencias para realizar un bloqueo de una aplicación en todo el país.

La empresa Uber envió un comunicado a sus conductores en Argentina para que continúen con su trabajo con tranquilidad, planteándoles: “Tu actividad es perfectamente legal bajo el Código Civil y Comercial, y no hay norma alguna que te lo prohíba. Seguí disfrutando la experiencia de ser tu propio jefe”. Así que si querés descargar Uber podés hacerlo con tranquilidad, tanto para viajar como para empezar a conducir (en los lugares donde está funcionando) y podés registrarte en la web de Uber.

Por otro lado, en Estados Unidos los problemas son más acuciantes para la empresa, ya que su CEO, Travis Kalanick, tuvo que abandonar el consejo de asesores empresariales que había creado Donald Trump, compuesto por CEOs de diversas empresas, y que hoy se reunirá por primera vez.

Esta decisión de Kalanick no fue sin razón: durante la última semana perdieron gran cantidad de usuarios y se viralizó la campaña #DeleteUber, no sólo por su pertenencia a este consejo, sino por la negativa de Uber de sumarse al paro de taxistas newyorquinos que se realizó el fin de semana pasado en protesta contra el veto migratorio decretado por Trump.

Kalanick dijo que “no tenía la intención de ser un apoyo al presidente o a su agenda”, pero que “desafortunadamente” así fue entendido, por lo que tomó la decisión de renunciar. En esa contienda, el gran triunfador fue Lyft, la principal competencia de Uber, ya que donaros un millón de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), una ONG que presentó una demanda contra el gobierno por la prohibición de ingreso al país de refugiados y ciudadanos musulmanes. “Nunca nos callaremos ante las amenazas contra nuestra comunidad”, aseguró Lyft en un comunicado.

Días negros para Uber. Veremos si consiguen levantarse.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*